Correr ejercicio cardiovascular con seguridad

Correr es un hermoso ejercicio cardiovascular. Como todos los ejercicios cardiovasculares, existen ciertas cuestiones de seguridad que es bueno tener en cuenta para disfrutar del deporte   de la mejor manera.

1- Utilizar el sentido común

Lo más efectivo como medida de seguridad es utilizar el sentido común. Antes de salir a correr, haz un rápido chequeo de seguridad para comprobar que todo esté en orden. Fíjate si los cordones de tus zapatillas se pueden atar correctamente, si conoces bien la ruta y si vas a ir a correr a una zona desolada asegúrate que alguien sabe de eso, perderse en la montaña, en el desierto o en el bosque es muy común, y hay veces que una lesión o un accidente podrían dejarte en una situación complicada.

Si corres por la calle, hazlo en contra del tráfico, para que puedas ver los coches que vienen contra ti. Ten cuidado con las grietas en la acera, rocas o pequeños objetos que pueden lesionarte o hacerte caer.

2- Hazte visible

Asegúrate de ser visible. No importa si corres de día o de noche, es muy importante que los demás puedan verte, sobre todo los conductores de vehículos. Utiliza ropa blanca o de colores llamativos. Si corres a alguna hora en donde no haya tanta luz utiliza ropa reflectante. Algunas zapatillas especiales para corredores ya vienen con tiras reflectantes que ayudan a ser visto, lo mismo ocurre en chaquetas y camisetas para correr.

3- Trata de no correr solo de noche

Los riesgos de accidentes aumentan corriendo por la noche. Es una buena idea buscar un grupo de corredores ya que son mucho más fáciles de divisar (además de la excelente motivación que brindan).

4- Siempre ten tu identificación y tarjeta médica

Siempre ten alguna identificación contigo incluyendo tu tarjeta de seguro médico. Puedes utilizar un brazalete identificatorio o una etiqueta en el zapato. Cualquiera elijas, siempre ten encima los datos de contacto de una persona para llamar en casos de emergencia. Muchos corredores utilizan cinturones especiales para correr que les permiten portar sus documentos y teléfono celular.

5- Cuidado con las Distracciones

Limita las distracciones. Sé que es difícil – quizás imposible – para algunos correr sin música, pero realmente no deberías usar tu iPod o reproductor de MP3 para los espacios al aire libre. La interrupción de tu sentido auditivo significa que no puedes oír los coches que vienen, ciclistas gritándote que te muevas, perros sueltos, o cualquier otra amenaza potencial. Guarda tu iPod para las carreras en cinta rodante. Y asegúrate de prestar atención a tu entorno. Si dejas que tu mente divague demasiado, puede que te encuentres paseando en una zona insegura.

6- No des por hecho el comportamiento de los conductores

No haga suposiciones acerca de los conductores. Recuerda que muchos conductores no prestan atención porque están escuchando la radio, hablando por su teléfono celular, o leyendo un mapa. No asumas que los conductores pueden verte o que van a dejarte ir porque tienes el derecho de paso. Asegúrate de hacer contacto visual con los conductores en los cruces de la calle antes de cruzar. Y, mejor aún, trata de mantenerte fuera de las carreteras lo más posible y trata de correr en los parques o en senderos y veredas.

7- Cuidado con los ciclistas y otros corredores

Ten cuidado con los ciclistas y otros atletas . Incluso si se estás corriendo en un camino o en un parque sin coches, siempre debes estar al tanto de otros corredores y ciclistas. Si te acercas a otro corredor o un ciclista y tienes que pasarlo, comunícate con él y hazle saber de qué lado estás tratando de pasar. Antes de detenerte o dar la vuelta , asegúrate de que no entorpezcas el paso de otro.

8- Siempre lleva dinero

Lleva dinero en efectivo o tarjeta de cajero automático . Siempre es una buena idea tener dinero contigo, en caso de emergencia. Por ejemplo, si el clima se vuelve malo, te pierdes, o una lesión comienza  a molestarte (recuerda que un simple dolor de pantorrillas puede derivar en una lesión muscular), es posible que tengas que tomar un taxi o el autobús de regreso a tu punto de partida. Algún dinero extra también puede serte útil si necesitas parar y comprar agua, bebida deportiva, alimentos o los suministros de primeros auxilios durante la carrera.

9- Confía en tus instintos

Confía en tus instintos. Si hay un lugar o una persona que no te hacen sentir cómodo y te hacen desconfiar, entonces obedece tu instito y corre en la otra dirección.

Sé el primero en comentar en "Correr ejercicio cardiovascular con seguridad"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*