Festival de las Ballenas en Sudáfrica

Viajar a Sudáfrica es todo un reto. Probablemente no es un destino que se nos ocurra a la primera de cambio, y sin embargo, puede ser una gran idea. Y es que conocer otro continente, concretamente un país tan lejano, puede que al principio nos dé un poco de respeto, e incluso miedo. Miedo a lo desconocido, a lo que nos pueda pasar. La inseguridad es evidente, pero eso ocurre en cualquier parte del mundo, y si organizas bien el viaje y estás atento a los consejos, lo más probable es que no te pase nada. El miedo a lo desconocido se supera conociéndolo.

Y es que Sudáfrica tiene una gran oferta de actividades, tanto culturales como naturales. Puedes ir con toda tu familia, y seguramente se lo pasarán genial, porque no pararéis ni un momento del día. Desde degustar los platos típicos de la región, conocer la historia ligada a la colonización, y con ello enriquecerse culturalmente, e incluso dar paseos al aire libre y practicar todos los deportes a los que estés dispuesto. Será toda una gran experiencia, y más si vas en septiembre. ¿Quieres saber por qué? Aquí te lo explicamos, así que no dudes en seguir leyendo este artículo.

Avistamientos en el mar

Igual que existe el avistamiento de pájaros y se da toda una ciencia y actividad en torno a estas aves, también existe lo mismo aplicado al mar. Eso sí, es más difícil practicarlo de forma amateur, ya que no son muchas las especies que se asoman a la superficie del mar. Aún así, es una práctica de lo más relajante, porque observar el mar (o la mar), tiene efectos relajantes, e incluso sedantes. Es el infinito ante nuestros ojos. Y si de repente nos encontramos con algo inusual, con una ballena que parece que está mirándonos, será una experiencia de lo más gratificante.

Bien, pues esto puede ocurrir perfectamente. Y si quieres tener más posibilidades de que esto pase, tienes que viajar a Sudáfrica, concretamente durante el mes de septiembre. Es cuando se celebra el Festival de las Ballenas Hermanus. Es un espectáculo de lo más hermoso y emocionante, por lo que no te olvides de llevar tu cámara de fotos.

Existen agencias especializadas en Ciudad del Cabo, donde organizan alguna que otra actividad para que te sea más fácil contemplar a estos grandiosos animales. Pero esta no es la atracción principal, sino que el Festival abarca mucho más. De esta forma, los que acudan a ver a las ballenas también deben seguir unas normas, todo para que todas las personas puedan pasárselo muy bien en la fiesta, junto a otras tantas personas. Para ello, todo el mundo debe vestir con los colores tradicionales, esto es, el verde, el blanco y el negro, y después se disfruta de cualquier actividad organizada.

Entre estas actividades podemos destacar, por ejemplo, el festival de jazz, algo que queda de lo más original, e incluso romántico, mientras se ve a  las ballenas saltar. Si no te va la música, o este tipo de música, también puedes recorrer a pie el mercadillo que montan cerca de la bahía, donde podrás encontrar todo tipo de souvenirs, y objetos que te  encantarán. Aquí puedes adquirir los recuerdos que llevar a tu familia a la vuelta de tu viaje. Y aunque parezca mentira, puedes jugar al golf, o participar en una maratón. Todo esto, mientras de fondo las ballenas celebran también su vuelta a la costa.

Y es que estos animales, viajan en esta época del año a este lugar en concreto por un motivo muy especial: dar a luz a sus crías. De esta forma, si tenemos suerte, puede que incluso veamos a una cría de ballena, nada más nacer. Puede llegar a ser un momento de lo más emotivo para todo

Sé el primero en comentar en "Festival de las Ballenas en Sudáfrica"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*